Errores al conocer a una mujer

#1 Insistir cuando no hay química
Contents:
  1. 20 errores que demuestran que no sabes ligar
  2. Un error clásico en las interacciones sociales
  3. Como Atraer a las mujeres: 10 Errores al conquistar a una mujer.

Después de la declaración de amor, y que la muchacha, luego de unas vueltas haya dicho que no, no y no, lo peor que puede hacer un hombre para querer conquistarla, es insistir. Ya no existe eso de que, ante la insistencia de años de amor, la chica acepta, se casan y son felices para siempre. Todas tenemos ese costado de chica mala, que busca a chicos nada buenos. Por eso, cuando el muchacho en cuestión es demasiado agradable y bueno, por lindo que suene, no termina de convencernos.

La amabilidad excesiva no es la mejor moneda a jugar para conquistar a una mujer. Estar demasiado a disposición puede tener su costado negativo, pues poco a poco, el hombre que intenta conquistar va dejando de ser un desafío. Antes de que una mujer tome en serio a un muchacho, lo pone a prueba, y el tiempo y predisposición es una de ellas.

Se supone que los hombres deben hacerse cargo de las cosas, para mostrar la dirección en la que pretende vaya la relación o futura relación. Un hombre que no sabe lo que quiere, o no sabe cómo expresarlo, probablemente pierda su oportunidad.

20 errores que demuestran que no sabes ligar

Muchos, eligen llenarlas de halagos y regalos, aunque no funciona igual para todas. José, 46 años, ordenanza: Me pareció intimidante y fuera de lugar. Fui, por educación, pero fue el principio del fin". Pablo, 38 años, periodista: Ya empezamos mal desde la primera conversación por teléfono: Pensé que era una ironía, pero no. Lo decía totalmente en serio.

COMO CONOCER MUJERES EN UNA DISCOTECA - Dos ERRORES que debes evitar!

Obviamente la noche acabó muy pronto". Borja, 37 años, comercial: Una cosa es que se arreglen un poco, otra que se oculten bajo una capa de maquillaje".

Evaristo, 43 años, médico: Nos tomamos un par de copas, nos besamos Fui a pedir las terceras y, cuando llegué, me atrajo hacia ella violentamente y me susurró: A muchos les puede sonar a peli porno. A mí me dejó muy frío.

No era el momento: Jaime, 32 años, responsable de comunicación: En un par de ocasiones me he tenido que tragar interminables y encendidas parrafadas sobre lo mal que les ha ido en su relación anterior. Me daban ganas de decirle: Todo me producía admiración, no me creía mi suerte la primera vez que quedamos.

Un error clásico en las interacciones sociales

Hasta que se rompió el encanto: Y eso que era de Zaragoza". Luis, 29 años, periodista: Alejandro, 32 años, médico: Me pasó con una chica hace años. Quedamos sobre las ocho de la tarde, y nos despedimos a eso de las cinco de la mañana.

1. Cuando una mujer te dice “amigo”

Martín, 31 años, en paro: Y cada vez que hablaba, le veía hasta la campanilla, y todos los ingredientes de su primer plato, el segundo y el postre. José, 35 años, profesor: Me enrollé con una chica una noche en un bar, hablamos mucho, nos llevamos bien, me dijo que le encantaba el arte. La invité la semana siguiente a una exposición en el Reina Sofía Y no paró de bostezar y mirar el whatsapp. Kiko, 24 años, estudiante: Todo iba perfecto hasta que llegamos al hotel y le preguntó al de recepción: Mariano, 30 años, comercial: Me comenta que nos hagamos un selfie y no veo problema.

Al rato me dice: Por lo menos debería haberme pedido permiso".

Como Atraer a las mujeres: 10 Errores al conquistar a una mujer.

Néstor, 41 años, abogado: El cine tiene que ser una experiencia que te meta de lleno en la película, sin nada que te distraiga, y las palomitas suenan y huelen". Y que me ponga mala cara si yo lo hago. Eso es de persona estirada. Sí, es una obviedad. Y muchas veces puede ser por mero despiste, a mí también me huele a veces.

Víctor, 28 años, fotógrafo: Cuando quedas por primera vez y lo primero que hace al sentarse es colocar su móvil encima de la mesa. Es como tener en la mesa a un tercero que nunca ha sido invitado". Eloi, 31 años, aparejador: La conversación acaba antes de empezar". Óscar, 36 años, analista de mercados: Incluso cuando quiero contar algo sobre mí, la conversación siempre acaba en algo que le ha ocurrido a ella. Esto, el yoísmo , es algo que les pasa a muchas personas, y me revienta". Quedé con ella, y la noche fue muy bien: Pero dejó la puerta abierta.

Se puso nerviosísimo y me vomitó encima de la tripa.